Entrevistas

José Antonio Lozano: “Estamos trabajando en una plataforma de realidad virtual para dar apoyo físico, cognitivo y nutricional a pacientes de hemodiálisis”

Publicado el 28 mayo, 2021

 

José Antonio Lozano (en la imagen, en el centro) es doctor en Informática por la UPV e investigador del Área de Informática Gráfica y Multimedia del Instituto ai2. Desde hace más de dos décadas, trabaja en la investigación y el desarrollo de sistemas de realidad virtual y aumentada aplicada al tratamiento de lesiones motoras o cognitivas de diversos tipos. Este año se ha embarcado en el proyecto europeo GoodRENal, financiado por el programa Erasmus+ y en el que participan universidades y entidades médicas de diversos países. En esta entrevista nos desglosa las claves del proyecto, dirigido a ayudar a pacientes con enfermedades renales crónicas.

¿En qué consiste el proyecto?

GoodRENal es un proyecto Erasmus +, que cuenta con una financiación considerable; estamos hablando de más de 300 000 euros. Lo que se pretende desarrollar es una plataforma integral de intervención motora, cognitiva, psicológica y nutricional en pacientes con enfermedades renales crónicas.

¿De dónde surge la necesidad de desarrollar una aplicación como esta?

Normalmente, una persona que tiene una enfermedad renal crónica debe ir a varias sesiones semanales de cuatro horas que pasa sentado o tumbado sin apenas moverse. Es un proceso bastante tedioso y desmoralizador; no es fácil. Antes de meternos en este proyecto ya se hizo una pequeña aproximación bajo la premisa de si estas personas, que están sentadas tantas horas, podrían ejercitarse físicamente. Ideamos que durante esa sesión, a través de un televisor de gran formato, el paciente pudiera acceder a un escenario virtual que le planteara una serie de objetivos. ¿Cómo interaccionaba el paciente con ese escenario virtual? Simplemente con sus movimientos del brazo, una mano o incluso la pierna, ya que tienen una movilidad muy reducida.

Esa manera de interaccionar implicaba la necesidad de que hubiera un sistema que capturara los movimientos de la persona y los trasladara para mover un elemento con el que interaccionaras en el escenario virtual. Para eso, utilizábamos unas cámaras Kinect.

Ese primer proyecto fue muy interesante porque los pacientes se encontraban motivados y se ejercitaban físicamente. Aquello disparó la idea de si sería posible, además de esos ejercicios físicos, ejercitar otros aspectos relacionados con la salud mental. Es decir, a nivel psicológico o cognitivo no se trata mucho a este tipo de pacientes y es un aspecto interesante que también se puede abordar con una serie de juegos enfocados al desarrollo de las habilidades cognitivas o incluso a prestar apoyo psicológico durante la sesión de hemodiálisis.

Además, queremos también plantear al paciente otra serie de juegos que aborden aspectos sobre nutrición.

Es por ese motivo que hablamos de una plataforma integral que incluya juegos de realidad virtual con esa múltiple faceta de que el paciente se ejercite físicamente, tratarlo a nivel cognitivo y psicológico, y educarlo a nivel nutricional; todo con la misma filosofía basada en juegos en los que el paciente interactúe de manera amigable, moviendo manos o piernas.

¿Qué instituciones intervienen en el proyecto?

El proyecto GoodRENal cuenta con la colaboración de equipos de investigación de diferentes entidades europeas. Además de la Universitat Politècnica de València, la Universidad de Valencia será la que aborde la faceta del tratamiento de los pacientes a nivel cognitivo o psicológico durante la sesión de hemodiálisis. Por su parte, la Universidad CEU-Cardenal Herrera y el Hospital de Manises, que ya tienen mucha experiencia en el tratamiento de pacientes con esta problemática, también colaboran en el proyecto. De hecho, con el CEU fue con quienes trabajamos para ese primer proyecto en el que solo se trataba el aspecto del ejercicio físico durante las sesiones y en el Hospital de Manises fue donde se testó ese primer prototipo y se testará el que desarrollemos ahora. También se probará en otros centros internacionales, como el Hospital Universitario de Skanee y el Instituto Karolinska, de Suecia, quien también aportará toda la parte de información nutricional. Además participan la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica; y la Universidad Aristóteles de Tessalonica-Medicina deportiva, en Grecia. El proyecto se desarrollará hasta agosto de 2023.

¿Cuál va a ser el papel del equipo del Instituto ai2?

El Instituto ai2 de la UPV es la única entidad tecnológica que participa en el proyecto, con lo que somos los responsables de desarrollar la parte técnica de la plataforma. Implementaremos los juegos virtuales y el sistema, es decir, la incorporación a esos juegos de la cámara Kinect, que nos permitirá que los pacientes interaccionen con el escenario virtual. Los juegos se ofrecerán al paciente con distintos niveles de dificultad, atendiendo a cómo vayan evolucionando, y obtendrán información relevante para que luego los fisioterapeutas, los psicólogos y los nutricionistas puedan hacer deducciones de en qué medida se está ayudando a los pacientes durante la sesión de hemodiálisis.

¿Quiénes forman contigo el equipo en la UPV?

Conmigo están los investigadores Hermenegildo Gil Gómez y José Antonio Gil Gómez (en la imagen, derecha e izquierda), además de Andreas Lauer, que desarrollará los escenarios virtuales y toda la parte de programación en el hospital.


Alberto Delgado: Estamos desarrollando un software para saber la ubicación en tiempo real de robots y humanos en entornos industriales”

Publicado el 29 abril, 2021

 

Alberto Delgado, ingeniero electrónico y Máster en Automática e Informática industrial, se incorporó como investigador al Instituto ai2 hace unos meses para trabajar en un importante proyecto europeo: el SMART4ALL, financiado por Horizonte 2020, en el que participan 25 socios de 16 países. En esta entrevista nos cuenta las principales líneas en las que está trabajando la UPV, de la mano del ai2, dentro del consorcio europeo y nos presenta el proyecto de localización en interiores que ya se está gestando en los laboratorios del Instituto de Automática e Informática Industrial en el marco de este programa transfronterizo, que se desarrollará hasta diciembre de 2023.

¿Cuáles son las funciones del Instituto ai2 dentro de SMART4ALL?

Nosotros, como UPV, formamos parte del proyecto como líderes del paquete de trabajo 8, que está enfocado, principalmente, al análisis de riesgos, monitorización de todos los proyectos y análisis de impactos.

Por otro lado, como socio tecnológico dentro del consorcio del proyecto europeo, está contemplada la realización de un experimento interno tecnológico con las mismas bases que los proyectos que financia SMART4AL de partners externos al consorcio.

Para el proyecto interno que estamos desarrollando se ha escogido la temática de la localización en interiores y su finalidad principal es la mejora de la seguridad en entornos industriales colaborativos, es decir, en los que hay interacción humano-robot. Dado que cada vez los robots están más presentes en la industria y cada vez realizan más actividades que antes eran llevadas a cabo por humanos, lo que se está buscando es una mayor eficiencia en el tema de la seguridad. Para ello, necesitamos saber la ubicación precisa y en tiempo real de estos robots.

Mediante el proyecto interno, lo que vamos a hacer es desarrollar un módulo software que permitirá saber la ubicación en tiempo real tanto de los humanos como de los robots en estos entornos industriales colaborativos. El software se va a diseñar como un módulo de ROS que permita utilizar la información y la ubicación de todas las tareas y algoritmos de desplazamiento que lleven a cabo los robots. Por un lado, como he dicho, se quiere mejorar la seguridad, pero también pretendemos optimizar las trayectorias y hacer que el trabajo sea lo más eficiente posible.

¿Cómo estáis trabajando para el desarrollo del proyecto?

Lo que tiene de particular el proyecto interno es que se lleva a cabo una cooperación entre una entidad más académica, nosotros, el Instituto ai2; y una entidad más empresarial, que en este caso es la empresa que nos está proporcionando colaboración para entender y conocer en profundidad su solución de localización, Pozyx, una compañía belga. Ellos nos facilitan el acceso a conocimiento sobre su producto y últimas versiones, que necesitamos para aplicar en entornos industriales los sistemas que determinan la posición exacta de humanos y robots, y nosotros desarrollamos una solución para control de robots que les repercuta en una mejora del producto.

¿Cuántos proyectos hay ahora en marcha en el marco de SMART4ALL, aparte de los que estáis desarrollando internamente los socios del consorcio?

SMART4ALL abre tres tipos diferentes de convocatorias, permitiendo el desarrollo de transferencia tanto de conocimientos, como de personal, como de hardware, software y tecnologías en general. Las tres convocatorias tienen en común que los experimentos han de ser transfronterizos, es decir, que las entidades que formen parte de cada uno de los consorcios para los proyectos que opten a las convocatorias han de ser de países diferentes y, además, deben tener un perfil distinto: académico, por un lado; e industrial, por otro.

Todos los proyectos han de englobarse dentro de uno de los cuatro pilares fundamentales que el proyecto establece: digitalización del transporte, digitalización de la agricultura, digitalización del medio ambiente y un último grupo que es la digitalización global, en la que se enmarcan las demás tecnologías o proyectos.

A día de hoy se han abierto ya tres convocatorias, una de cada uno de los tipos que hay: experimentos de transferencia de tecnologías interdisciplinares, experimentos de transferencia de tecnologías focalizadas y experimentos de transferencia de conocimiento. Esas tres convocatorias han dado lugar a la financiación de 16 proyectos de consorcios externos a SMART4ALL. Se abrirán otras seis convocatorias, dos más por cada uno de los tres tipos que se han puesto en marcha en el marco del programa europeo.

¿En qué otros proyectos estás colaborando dentro del Instituto ai2?

Además de SMART4ALL, estoy participando en otro proyecto, esta vez financiado por la Agència Valenciana de Innovación (AVL), en colaboración con Dismuntel. Estamos trabajando en comunicación mediante protocolos para la extracción de datos de generadores eléctricos para empresas.

¿Cómo valoras estos primeros meses de trabajo como personal investigador del instituto?

Anteriormente había tenido más contacto con empresas y con trabajo de producción, más que de investigación y el balance es bastante favorable. Hay que cambiar un poco el chip porque en investigación se trabaja menos bajo presión, aunque también hay que cumplir con los plazos establecidos. Por otro lado, el ambiente en los laboratorios es distendido y familiar, y se trabaja muy cómodamente.


Nuria Martínez, directora de planta de PPG en Valencia: “Nuestra política de medio ambiente, salud y seguridad proporciona las directrices bajo las cuales fabricamos”

Publicado el 26 febrero, 2021

 

La trayectoria de Nuria Martínez en PPG suma ya más de 20 años. Ha pasado por cargos como el de responsable de producción y de supply chain, lo cual es muestra de su excelente conocimiento de la empresa y de sus necesidades. Desde hace un año, está al frente de la planta de PPG Ibérica en Valencia.

¿Qué retos se plantea desde esta nueva posición de cara a los próximos años?

Hoy, más que nunca, creemos que los desafíos a los que nos enfrentamos en nuestro entorno empresarial actual pueden hacernos más fuertes. Nuestro gran reto será mantener nuestros altos niveles de servicio en un momento de gran incertidumbre en el mercado, debido a la crisis sin precedentes provocada por la pandemia mundial.

Estamos trabajando arduamente para asegurar que en los próximos años la planta de Valencia siga siendo una planta de referencia dentro del grupo, siendo competitivos y generando beneficio para la compañía a través de procesos Lean innovadores, automáticos y sostenibles.

La trayectoria de la empresa en cuestión de compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad de sus líneas de producción es de sobra conocida y ha sido reconocida en diferentes ocasiones. En esta línea, ¿háblenos de algunos productos de la unidad de negocio de automóvil con los que estén trabajando actualmente?

El propósito de nuestra empresa de proteger y embellecer es la esencia de todo lo que hacemos. Nuestro compromiso con la sostenibilidad se basa en nuestra visión de una cultura de mejora continua, creando valor añadido a las partes interesadas y a los clientes, operando con integridad, trabajando con seguridad, respetando las contribuciones de nuestra gente, preservando el medio ambiente y apoyando a las comunidades donde operamos.

Sea aumentando la eficiencia de nuestras operaciones o las de nuestros clientes, nuestros esfuerzos se extienden naturalmente a muchas áreas que afectan a nuestro rendimiento en materia de sostenibilidad y medio ambiente. Estamos comprometidos en usar los recursos de forma eficiente y a impulsar la sostenibilidad en toda nuestra cadena de valor para preservar y proteger el entorno en el que operamos. Minimizar la huella de nuestras operaciones es un objetivo constante, y nuestras plantas se guían por nuestros objetivos de sostenibilidad.

Nuestra política de medio ambiente, salud y seguridad proporciona las directrices bajo las cuales fabricamos, comercializamos y distribuimos productos a nivel mundial de una manera que protege a nuestra gente, vecinos, clientes y el medio ambiente. Nuestro portfolio de productos de pinturas y revestimientos permite un enfoque concertado y disciplinado para desarrollar productos y procesos innovadores y sostenibles contribuyendo a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En el informe de sostenibilidad de 2019 de PPG, la planta de Valencia es una de las más de 56 plantas de PPG en todo mundo certificadas según la norma ISO 14001:2015 de sistemas de gestión medioambiental. Además, somos certificados según la norma ISO 50001:2018 de sistemas de gestión energética.

A lo largo de los últimos años, hemos recibido de forma consistente los premios de sostenibilidad de la compañía en todas sus categorías: Safety & Health, Environmental & Energy Management, Community Engagement y Wellness. Además, hemos sido reconocidos con el premio de excelencia en el cumplimiento de los requisitos medioambientales de PPG y de la normativa y en la reducción de su huella medioambiental. También somos primera planta de PPG en todo el mundo con la puntuación máxima en los procesos Lean Six Sigma.

Por citar algunos ejemplos concretos de proyectos, hemos industrializado procesos compactos -en base agua y base disolvente- que no requieren curado de las imprimaciones. Y actualmente estamos desarrollando barnices de bajo curado, con la consiguiente reducción energética en ambos casos. También en productos de altos sólidos, con una reducción de disolventes de un 35%, disminuyendo así las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV) durante el proceso de aplicación. Específicamente, en la planta de PPG Valencia fabricamos una nueva línea de productos cuyos catalizadores están exentos de metales pesados.

En relación a la gestión energética y medio ambiental, hemos desarrollado proyectos para el control y gestión del consumo de energía y agua utilizando termografías e instalando paneles solares, smart flower, solar tubes y molinos de viento y, en este momento, estamos trabajando en la reutilización de energía y agua, entre otros proyectos.

Me gustaría que nos contara también en qué aspectos de automatización han trabajado durante los últimos años en la planta de Valencia y  cuáles son sus metas en este sentido.

PPG tiene tecnologías líderes en la industria, excelentes personas, y lo más importante, hemos demostrado consistentemente agilidad y flexibilidad en situaciones de incertidumbre.

Desde la planta de Valencia llevamos trabajando en automatización desde hace más de 20 años. El grado de automatización ha ido creciendo exponencialmente para dar soporte al sistema de producción mediante recetas. Estos sistemas permiten mejorar el consumo de materiales evitando mermas, reducen los tiempos de ciclo, optimizan el consumo de energía y evitan errores mejorando la seguridad tanto de las personas como de las instalaciones.

Actualmente también estamos trabajando en la utilidad de las ondas microondas para la determinación del avance de las reacciones en nuestros productos, controlando los procesos en tiempo real, lo que nos permitiría una reducción considerable de la toma de muestras con la consiguiente reducción de emisiones y riesgos para las personas. También estamos investigando la posibilidad de calentamiento de nuestros procesos mediante microondas, suplementando la potencia, en aquellos procesos de alta viscosidad.

De cara a futuro, nuestro objetivo es, por una parte, eliminar totalmente la manipulación de productos en el reactor, que lograremos a través de técnicas de control de procesos en tiempo real que nos permitan conocer el estado de las reacciones sin necesidad de muestreo, y de la digitalización que nos permitirá obtener datos en continuo sobre el proceso. Por otra parte, estamos enfocados en optimizar de los recursos energéticos e hídricos para aprovecharlos en su totalidad.

PPG forma parte del Patronato de empresas del Instituto ai2 desde hace años. ¿Cómo valoraría la colaboración con los institutos de investigación, en general, y con el ai2, en particular, desde la empresa privada?

Desde PPG consideramos que la colaboración con los institutos de investigación y las universidades son vitales para el desarrollo continuo de la compañía y una oportunidad de atraer los jóvenes talentos a los que podamos formar como líderes para el futuro. La empresa posee la experiencia, mientras que los institutos y universidades poseen el conocimiento y los medios para obtener el máximo beneficio de las técnicas más actuales e innovadoras.

Con el ai2 hemos realizado varias colaboraciones muy beneficiosas. Una de ellas fue la automatización de la inspección visual. Se desarrolló un equipo para la detección de cráteres y la medida de la finura en nuestros productos, que ha sido considerado como Best Practice por la compañía y se está trabajando en la posibilidad de utilizarlo como estándar para el resto de las plantas.

Para acabar, me gustaría aprovechar también esta entrevista, dado que este mes se ha celebrado el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, y que esta entrevista se publicará en una página web de alcance universitario, para preguntarle ¿por qué decidió estudiar una carrera de ciencias y cómo animaría a las jóvenes de hoy en día a seguir ese mismo camino? A lo largo de su carrera, y visto ahora desde un puesto de total responsabilidad, ¿cómo valora su trayectoria en este sentido?

Elegí una carrera de ciencias porque me apasiona el conocimiento, descubrir cómo múltiples variables están interconexionadas y resolver problemas.

Creo que lo más importante es estudiar aquello que te haga disfrutar todos los días, aquello que sientas que te aporta y que tú estás aportando. Desde el punto de vista profesional, las empresas necesitamos todo el talento, tanto el masculino como el femenino, para seguir creciendo. Desde el punto de vista personal, como mujeres, no debemos limitar nuestro futuro.

En ocasiones, sentimos mucha presión por poder compatibilizar la vida familiar con el crecimiento profesional, pero en mi experiencia personal, PPG siempre me ha dado oportunidad de desarrollarme y seguir progresando en la compañía.

A lo largo de mi carrera he pasado por diferentes puestos, en algunos de ellos todos mis colaboradores y jefes eran hombres y siempre me he sentido muy apoyada por ambos. Hoy en día, la situación es muy diferente, PPG tiene un gran compromiso con la diversidad, inclusión e igualdad de oportunidades. Me hace mucha ilusión ver que cada vez más hay más mujeres en el liderazgo a todos los niveles jerárquicos y, en particular, en puestos técnicos y comités de dirección.

Esto es algo por lo que apostamos dentro y fuera de la organización. Una de nuestras actividades con la comunidad en España es la colaboración como Partner Estratégico del programa STEM Talent Girl (STG) de Fundación ASTI. El STG es un programa innovador en el área de la educación que proporciona a las niñas y jóvenes la oportunidad de conocer el mundo empresarial y las carreras científico-técnicas, proporcionándoles recursos y dándoles la oportunidad de contactar con mujeres profesionales STEM de prestigio y empresas de los distintos sectores. Desde PPG, también hemos realizado varias masterclass con las niñas de ESO, formado parte del jurado de los proyectos STEM de las niñas de bachillerato y participado como ponentes en la SUMMIT STG en la mesa sectorial “Igualdad de Oportunidades y Agenda de Desarrollo de Sostenible”.


José Antonio Gil Gómez, nuevo Subdirector de Investigación del Instituto ai2: “Nos hemos propuesto el reto de mejorar el apartado de transferencia”

Publicado el 26 febrero, 2021

 

José Antonio Gil Gómez es doctor en Informática, profesor de la Universitat Politècnica de València desde hace dos décadas y cuenta en su trayectoria con más de 70 proyectos relacionados con la aplicación de la tecnología al campo de la salud. Desde este año, es el nuevo Subdirector de Investigación del Instituto ai2, un cargo que asegura que ha adoptado con mucha motivación y ganas de trabajar. En esta entrevista nos habla de su trayectoria profesional y de qué retos se plantea desde el nuevo equipo de dirección del instituto de investigación.

Tiene una trayectoria más que consolidada dentro del Instituto ai2 y, probablemente, todos los miembros de la estructura de investigación conocen su trabajo, pero ¿cómo se presentaría de cara a los representantes de las empresas patronas del Ai2?

Destacar en mi perfil que tengo experiencia tanto en el sector público -como investigador y profesor desde hace 20 años- como en el sector privado. He trabajado en proyectos multidisciplinares, especialmente de aplicación de la tecnología en el campo de la salud, sobre todo en las áreas de rehabilitación y psicología.

Esta experiencia la he ido adquiriendo fundamentalmente gracias a mi participación en más de 70 proyectos, tanto del ámbito privado (contratos con empresas y/o administraciones) como del ámbito público (proyectos competitivos en diferentes ámbitos), siendo coordinador o investigador principal en varios de estos proyectos.

¿Qué retos se ha propuesto llevar a cabo al frente de la subdirección de Investigación del Ai2?

La subdirectora de Investigación anterior -Patricia Balbastre- desarrolló una gran labor en el equipo de dirección, por lo que uno de los objetivos es continuar, en la medida de lo posible, las iniciativas desarrolladas.

En el apartado de Investigación tenemos el reto de apoyar a los investigadores del ai2 facilitándoles información sobre los temas que puedan resultarles de interés, como sexenios o proyectos de investigación. También pretendemos luchar por reducir la carga burocrática que muchas veces lleva asociada la tarea de investigación.

Igualmente, nos hemos propuesto el reto de mejorar el apartado de Transferencia. En este apartado, ya hemos iniciado una primera tarea danto soporte dentro del ai2 para la iniciativa Spin UPV, iniciativa que pretende promover las Spin-Off. Este tipo de iniciativas son especialmente interesantes, pues contribuyen a renovar el tejido económico y a valorizar la investigación de calidad con potencial de mercado, permitiendo acceder de esta forma a la demanda empresarial que busca tecnologías validadas.

¿Qué medidas implementará para apoyar a los investigadores en la captación de recursos para el desarrollo y la gestión de proyectos?

Una de las medidas principales será mantener -y ampliar si fuera posible- las ayudas del instituto a sus investigadores en forma de prácticas de empresa. Este tipo de medidas permite el desarrollo de actividades que maximicen las posibilidades de captar recursos para el desarrollo y la gestión de proyectos.

Otra de las acciones que queremos promover desde el equipo de dirección es ofrecer información sobre el registro de resultados. El registro de resultados -patentes, registros software o de know-how- es fundamental para las actividades de transferencia y supone un importante paso que además permite aumentar la visibilidad del instituto y de los propios investigadores, con las consecuencias positivas que ello tiene en la captación de recursos.

Los sexenios también son un tema que preocupa al personal del Ai2. ¿Qué novedades se pueden comentar al respecto?

En el apartado de los sexenios de investigación, este año se mantienen los criterios del pasado año, si bien ya se ha adelantado que se modificarán para la próxima convocatoria; se prevé que los criterios se modifiquen cada dos años a partir de ahora.

También es importante señalar que está pendiente la convocatoria de los sexenios de transferencia -tras la experiencia piloto del pasado año- aunque no se han hecho públicos todavía los criterios para este año.

Desde la dirección del ai2 estamos atentos para transmitir a los miembros del instituto aquellas novedades de interés que vayan surgiendo a este respecto.


El investigador José Luis Pitarch se incorpora al equipo del Ai2

Publicado el 21 diciembre, 2020

 

José Luis Pitarch es ingeniero industrial, y doctor e investigador en Control y Optimización de procesos. Tras realizar su doctorado en el Grupo de Sistemas Complejos del Ai2, se marchó a la Universidad de Valladolid, donde ha permanecido seis años como investigador. Ahora, regresa a la UPV y se suma de nuevo al Ai2. En esta entrevista, nos cuenta su trayectoria y en qué tipo de proyectos colaborará.

¿Qué destacaría de la experiencia adquirida durante estos años como investigador?

En el Grupo de Control y Optimización de Procesos de la Universidad de Valladolid participé en muchos proyectos de gran aplicación industrial. Trabajábamos con muchas empresas y fábricas tipo refinerías de petróleo,  textiles, industria de envasado de alimentos, grandes fábricas de producción. Los proyectos giraban en torno a la optimización en tiempo real, la mejora de la operación de procesos mediante la toma de datos y cómo explotar esa información más allá de lo que se ve en la pantalla, creando modelos para analizar el pasado y predecir el futuro de los procesos y, con esto, dar recomendaciones a la gente que se encarga de su gestión para que se anticipen a los cuellos de botella o hagan más eficiente la gestión de recursos, por ejemplo.

En estas fábricas, el control de una unidad suele estar resuelto, pero la coordinación de las distintas unidades, incluso con incertidumbres (por ejemplo, que un camión llegue tarde), es más complejo.

El reto es mejorar la eficiencia de esos procesos pero con lo que ya tengo, sin cambiar equipos. Ver cómo puedo coordinar mis procesos para que sean mejores y se consiga, por ejemplo, entre un 1 y un 5% de reducción de emisiones utilizando siempre herramientas de optimización basadas en modelo. Nuestro trabajo se traduce así en un ahorro de dinero y de recursos.

En ese sentido, su trabajo está muy en la línea del tipo de proyectos que se realizan en el Ai2.

Efectivamente. Los que nos dedicamos al control vamos en esa línea. Mi perfil no es abordar la eficiencia en las capas básicas de la pirámide de control, sino automatizar del medio-arriba, automatizar las decisiones de gestión más que las que afectan a procesos.

En ese sentido, por naturaleza o afinidad con lo que yo hacía en Valladolid, lo mío sería incorporarme a la gente que se dedica a control, más que a robótica, aunque las ideas que se usan en robótica son similares a la planificación de producción y mantenimiento de unos evaporadores industriales, por ejemplo.

Su perfil, bastante transversal, también encaja con la multidisciplinariedad que caracteriza al Ai2. ¿Es por eso que ha elegido este grupo de investigación para incorporarse a su equipo?

Son los investigadores más afines a la investigación que yo hago. Es donde más encajo. Mi vertiente más tecnológica, robótica, hace que me interese también por otro tipo de trabajo e investigaciones en las que veo que puedo llegar a colaborar, más allá de su vertiente industrial. Tengo un perfil bastante transversal para poder aportar a diversos proyectos en esa línea, desde en biología sintética como en la parte de optimización heurística o en sistemas complejos.


Ramón Blasco es elegido nuevo director del Instituto ai2

Publicado el 28 noviembre, 2020

 

Ramón Blasco-Giménez es doctor en Ingeniería Eléctrica y Electrónica por la Universidad de Nottingham (UK) desde 1996. Desde hace más de 20 años, es profesor del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Control en Automática de la Universitat Politècnica de València. Ha sido asesor de las principales compañías del sector eólico español y posee una larga trayectoria en proyectos de investigación internacionales en el control de plantas de generación eólica terrestres y en alta mar (“off-shore”). Es miembro senior del IEEE, así como del comité Electrimacs y del Solar Energy Research Center (Chile), y ha sido director del IEE Industrial Electronics Society Renewable Energy Technical Committee. Este mes de noviembre ha sido elegido nuevo director del Instituto de Automática e Informática industrial. En esta entrevista nos explica cómo afronta este nuevo cargo y cuáles son sus principales retos al frente del Ai2.

¿Cómo afronta esta nueva etapa al frente de un instituto del que forma parte desde hace tantos años?

Principalmente, la afronto con gran ilusión y con muchas ganas de continuar con la labor y el esfuerzo de todos los que han hecho que el Ai2 sea uno de los institutos universitarios más importantes de la UPV desde su creación.

¿Qué retos se plantea al frente del Instituto ai2 tanto de cara al personal interno como a las empresas que forman parte del Patronato?

Somos un instituto muy grande y tenemos la particularidad de estar distribuidos en varias instalaciones del campus de Vera, por lo que uno de nuestros retos constantes es aumentar la cohesión y buscar sinergias entre los grupos de investigación. La dirección anterior ha realizado un gran esfuerzo en ese sentido que es necesario continuar. Es también importante insistir a la universidad en la racionalización de recursos y la optimización del tiempo productivo de los investigadores.

Los retos inmediatos van a venir marcados por las acciones de recuperación económica tras la pandemia, que van a afectar a las empresas del Patronato y también a los investigadores. En este sentido, una tarea importante va a ser alinear las capacidades de investigación del instituto con las necesidades de dichas empresas y de nuestro entorno. Todo ello, sin dejar de lado la investigación competitiva, que financia una gran parte de nuestras actividades.

¿Qué líneas de actuación del anterior equipo de gobierno tiene pensado mantener?

En el nuevo equipo de dirección estamos muy agradecidos por la ayuda y cooperación que la actual dirección nos ha brindado, así como por todo el trabajo que ha hecho durante los últimos años. Creo que el equipo dirigido por Francisco Blanes ha realizado esfuerzos importantes en muchos aspectos, como en la formalización del Patronato, en las actividades de difusión a la industria de las líneas de investigación del Ai2, en las actividades de cohesión interna y en muchas otras. Por lo tanto, es necesario continuar y reforzar todas estas líneas de actuación, así como aquellas que nos permitan dar un mejor servicio a nuestros investigadores y a nuestro entorno empresarial.

También es importante insistir en las acciones de apoyo al desarrollo profesional de nuestros miembros, como las solicitudes de sexenios de investigación y, particularmente, de transferencia, cuyos criterios de concesión deberían ser mucho más claros.

La anterior dirección del Ai2 ha sido especialmente activa en cuanto a cuestiones de transferencia empresarial, ¿cuál es la línea de trabajo que plantea en ese sentido?

La transferencia de conocimientos al tejido industrial es uno de los objetivos fundacionales del Ai2 y es muy importante para aumentar el impacto de nuestros resultados de investigación.

Los ejes de la recuperación económica van a ser la digitalización, la automatización avanzada, la inteligencia artificial, el Pacto Verde Europeo, las tecnologías de la salud y la biotecnología. En todos ellos, el Ai2 tiene la capacidad y los recursos para apoyar a las empresas, ya que cuenta con excelentes investigadores, los cuales tienen una amplia experiencia en todas estas áreas prioritarias.

Para ello, seguiremos colaborando con las empresas del Patronato con el objetivo de trasladar a los investigadores las prioridades de investigación en la industria. Asimismo, reforzaremos las actividades de difusión para que dichas compañías tengan un conocimiento actualizado de los trabajos de innovación desarrollados por nuestro equipo en la Universitat Politècnica de València.

¿Puede adelantarnos qué personas formarán parte de su equipo de dirección y sus cargos?

Xavi Lluch seguirá como secretario del instituto durante dos años más y, tras ese periodo, asumirá el cargo Ramón Mollá. Como subdirector de relaciones con empresas se incorpora Enrique Bernabeu y, como subdirector de investigación, el investigador José Antonio Gil. Todos ellos tienen experiencia en cargos de responsabilidad y una larga trayectoria como investigadores del Ai2.


Vanessa Moscardó: “Mi trayectoria profesional en el Ai2 me ha dotado de recursos para poder reaccionar y tener capacidad resolutiva”

Publicado el 27 noviembre, 2020

 

Vanessa Moscardó es doctora en Automática, Informática y Robótica industrial por la UPV y posee un Máster en Visualización y análisis de datos y otro en Ingeniería Biomédica. Fue investigadora del Instituto ai2 entre 2014 y 2019, donde formó parte del grupo de investigación dedicado al desarrollo del páncreas artificial, liderado por Jorge Bondia. Desde hace un año, es ingeniera de innovación en Kenmei Technologies. En esta entrevista, nos cuenta cómo ha sido su tránsito a la empresa privada y cómo ha influido la experiencia adquirida en el instituto de investigación de la UPV.

Cuéntanos cuál es tu actual puesto en Kenmei.
Actualmente, en Kenmei formo parte del departamento de innovación con el puesto de ingeniera de innovación. En este departamento nos encargamos de investigar nuevas soluciones a los algoritmos existentes y que son los actuales productos de la empresa, así como de desarrollar nuevos algoritmos para resolver nuevos retos. Además, se desarrollan y analiza la viabilidad de las nuevas ideas que van surgiendo.

¿En qué tipo de proyectos estás trabajando?
Los proyectos en los que estoy trabajando se pueden dividir en dos:
1. Análisis de datos de tráfico y congestión de redes móviles.
2. Obtención de modelos y algoritmos de predicción

¿Cómo ha influido tu paso por el ai2 y las tecnologías que trabajaste durante esos años en el desarrollo de tu actual función?
Mi trayectoria profesional en el Ai2 me ha dotado de recursos para poder reaccionar y tener capacidad resolutiva. Respecto a las tecnologías, el trabajo de todos estos años me ha permitido ser capaz de desarrollar diferentes algoritmos y tener conocimientos sobre diferentes entornos de programación.

¿Recomendarías a alumnos del Máster, en sus últimos años de grado o recién licenciados el paso por un instituto de investigación como el ai2 antes de lanzarse a la empresa privada?
En efecto, recomendaría la experiencia de pasar por un instituto de investigación, puesto que permite continuar creciendo profesionalmente y explorar aquellos temas que durante la carrera despertaban más curiosidad o les resultaban de mayor interés. Además, posibilita poder explorar el mundo de la investigación que, a priori, podría no ser la primera opción de muchos, pero que después de trabajar en ello, se dan cuenta que es donde quieren estar y lo que quieren hacer.

Por otro lado, en caso de querer después lanzarse a la empresa privada, los seminarios y los contactos con empresa que el propio instituto Ai2 tiene también pueden fomentar y servir como puente para tener una incorporación exitosa en la empresa privada.

¿Qué aportación profesional te llevas de tus años en los laboratorios del ai2?
Como he comentado, una de las aportaciones profesionales ha sido el desarrollo de la
capacidad crítica y resolutiva. Además de la apreciación de la importancia de la multidisciplinaridad y del trabajo en equipo. En cuanto a conocimientos técnicos, rodearme de excelentes profesionales, además de estar en un ambiente multidisciplinar, hizo que en ningún momento dejase de aprender y de crecer
profesionalmente.


Ramón Blasco: “En el nuevo laboratorio de energías renovables podemos llegar hasta 25 aerogeneradores simulados en gran detalle”

Publicado el 29 octubre, 2020

 

Las instalaciones del Instituto ai2 estrenan laboratorio de energías renovables, el Lab for Advanced Converter Control for Electric Systems with near to 100% Power Electronic Penetration. Ramón Blasco, investigador principal, nos explica en esta entrevista alrededor de qué proyectos se está trabajando en estas instalaciones, con un gemelo digital de parque eólico. Además, nos cuenta los principales resultados del mayor proyectos en energías renovables llevado a cabo en Europa en el marco del programa H2020, el PROMOTioN.

¿Qué podemos encontrar en el nuevo laboratorio?

El laboratorio, financiado en gran parte por los Fondos FEDER de la Generalitat Valenciana en su convocatoria de Gran Equipamiento para I+D+i, cuenta con un gemelo digital de un parque eólico, con aerogeneradores independientes, incluyendo la simulación de toda la parte mecánica de los mismos, vibraciones, resonancias, etc., así como de toda la parte eléctrica. Podemos llegar hasta 25 aerogeneradores simulados en gran detalle, lo cual nos aproxima bastante a la realidad de un parque de entre 20 y 50 aerogeneradores, que suele ser el tamaño aproximado. Esto es interesante porque, en algunos casos, se han hecho pruebas con un solo aerogenerador y ha funcionado y, en cuanto se ha probado en un parque eólico completo, ha dado problemas. El equipamiento que tenemos aquí nos permite adelantarnos a ese tipo de problemas.

El gemelo digital también nos permite simular con mucho detalle todo el sistema eléctrico al cual se va a conectar el parque. De esta manera, si hace falta, como es nuestro caso, montar subestaciones especiales o de HVDC, podemos hacerlo. La idea es que contamos la parte física modelada en tiempo real y le podemos conectar los sistemas de control que va a incorporar un aerogenerador de verdad y un parque de verdad, y eso nos permite comprobar cosas que, en el sistema real, serían muy complicadas de realizar. Si quieres verificar, por ejemplo, qué pasa si hay un cortocircuito, es difícil probarlo en un parque de verdad. De este modo, se puede tener de forma muy avanzada la validación de los sistemas de control mucho antes de que el parque eólico sea construido.

¿Cuántas personas están trabajando en las nuevas instalaciones?

En total somos seis investigadores trabajando en estos momentos en el laboratorio. Sin embargo, el laboratorio ha sido posible gracias a la colaboración de diversos profesores del ai2, así como del Departamento de Ingeniería Electrónica y el Departamento de Ingeniería Eléctrica. También contamos con apoyo de investigadores de la Universitat Jaume I, a través del centro mixto Fetech, impulsado por el ai2.

Una de las ventajas, y más dada la situación, es que tenemos la posibilidad de conectarnos al laboratorio en remoto, lo cual cumple con uno de los objetivos del programa de la Generalitat, que era crear infraestructuras punteras, pero que pudieran utilizar distintos agentes de la Comunidad Valenciana.

Hay varios sistemas similares en España, sobre todo en empresas, pero con el nivel de detalle que permite este y el know-how que hemos aportado aquí, no.

¿En qué proyectos se enmarcan las investigaciones que se llevan a cabo en el laboratorio y con qué objetivo?

Trabajamos en diversos proyectos del plan nacional, del proyecto europeo PROMOTioN y de otros proyectos que tenemos en colaboración con empresas. Todos tienen la misma temática y son llevados a cabo, en gran parte, en este laboratorio.

Por un lado, nuestro objetivo en el marco del proyecto PROMOTioN es conseguir que los parques eólicos sean capaces de restablecer el sistema cuando ha habido un apagón, como ocurrió en Tenerife o en otros sitios. En estos momentos, la energía renovable no tiene esa funcionalidad. Este laboratorio nos brinda la posibilidad de demostrar que los equipos de control que hemos desarrollado van a poder cubrir esa funcionalidad antes de que se prueben de verdad. Tengamos en cuenta que un parque eólico marino típico requiere inversiones superiores a los 2000 millones de euros, con lo que es imposible probar nada si no está muy verificado.

Por otro lado, estamos intentando buscar sistemas electrónicos, electrónica de potencia que, unida a ese parque, nos permita reducir el coste que supone enviar la energía eléctrica -estamos hablando de parques marinos de corriente continua que precisan de estaciones convertidoras-. Nosotros tenemos propuestas que permiten mejorar esa eficiencia. La mejora es muy pequeña, a lo mejor, de un 0,5%, pero eso, durante 30 años, es un ahorro muy grande. Las soluciones en las que estamos trabajando permitirán que esas infraestructuras sean económicamente más viables y que tengamos precios de energía que sean más baratos que casi cualquier otra forma que energía.

Al final, el objetivo es buscar desarrollos que permitan la descarbonización, pero también que haya negocio y que los precios de la electricidad sean bajos.

El proyecto PROMOTioN, en el que el ai2 ha participado desde el principio, acaba de finalizar tras cuatro años de investigación. ¿Cuáles son los principales resultados?

El proyecto europeo, en el que participan 34 socios de diversos países, es el más grande del H2020 en energía renovable. Los objetivos principales eran facilitar la integración masiva de energía eólica marina en el Mar del Norte, donde la UE quiere instalar 250 gigavatios de eólica para cumplir los objetivos de 2050. La energía eólica que tenemos en España aporta aproximadamente el 20% de la electricidad de toda España. Multiplicando eso por 10 y teniendo en cuenta que los molinos, en el mar, producen más, estamos hablando de que en el Mar del Norte se podría suministrar más de tres veces el consumo de toda España.

Nosotros hemos aportado a PROMOTioN nuevos sistemas de control (grid-forming) que, con cambios mínimos en el aerogenerador, permiten aumentar la eficiencia del sistema a base de desarrollos más sencillos o más ligeros. Eso, en el mar, es muy importante. Cualquier kilo en una plataforma en medio del mar es importante. Ese sistema de control también aportaría nuevos servicios, como hablábamos antes. Si podemos restaurar el servicio con la misma inversión, hay más retorno para las empresas. También conseguimos, con ese tipo de tecnología, que el parque eólico sea más inteligente y, por lo tanto, se alimente zonas marinas sin conexión con la tierra: plataformas petrolíferas u otras instalaciones que pierden su conexión a tierra, sin recurrir a un generador diésel en medio del mar.

Todo esto hace que sea mejor desde el punto de vista medioambiental y económico.

Esta funcionalidad también hace que todo el sistema sea más estable, lo cual permite que en algunos casos pueda conectarse un mayor número de de aerogeneradores al parque de forma segura.

Ref.: (IDIFEDER/2018/036) Acción cofinanciada por la Unión Europea a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Comunitat Valenciana 2014-2020


Emilio García Moreno, director del Máster de Automática e Informática Industrial

Publicado el 28 septiembre, 2020

 

El Máster de Automática e Informática Industrial, con una trayectoria ya consolidada, aglutina a diversos doctores e investigadores del Instituto ai2 entre su profesorado. ¿De dónde surgió la necesidad, hace ya casi una década, de ofrecer un máster entorno a las disciplinas centrales que se trabajan en el ai2?

La aparición del Máster de Automática e informática Industrial, se produjo en un contexto general similar al del resto de universidades españolas y europeas, como consecuencia del desarrollo de la reforma universitaria producida a partir del Plan Bolonia, que buscaba la adaptación y unificación de criterios educativos a nivel europeo.

En 1998, en La Sorbona, cuatro países firmaron un acuerdo de colaboración para armonizar los estudios superiores, con objeto de alinear la universidad con la vida empresarial, reformulando el paradigma de los estudios superiores para facilitar la empleabilidad de los estudiantes europeos. Pasado un año, el pacto se extendió a 29 países en la conocida declaración de Bolonia. Actualmente, ya son 48 los países adheridos. El Plan Bolonia divide la enseñanza superior en tres niveles. El grado tiene una duración de cuatro años, 240 créditos, y sustituye a las diplomaturas y licenciaturas. El máster supone una especialización en un ámbito concreto o multidisciplinar y puede tener una duración de un año (60 créditos) o dos (120). Al doctorado se accede a través de un máster específico, y por término medio los estudios se prolongan durante cuatro años.

Como director del título, ¿cómo ha visto su evolución tanto en cuestión de materias impartidas como en su aceptación por parte del alumnado?

La evolución de las distintas materias, comparativamente con programas anteriores con un enfoque más orientados hacia la investigación, ha seguido una tendencia de alineamiento hacia el objetivo de la empleabilidad, con contenidos de mayor aplicación práctica en consonancia con los objetivos establecidos en el Plan Bolonia.

En los últimos datos registrados a través de las encuestas realizadas para la elaboración de los Informes de Gestión Anuales del Máster, destacan las puntuaciones de los parámetros principales de valoración, como son:

a) Satisfacción media del alumnado con la docencia impartida en el título.

b) Satisfacción media del titulado con la formación recibida.

c) Satisfacción media del titulado con la formación recibida a los tres años.

Las puntuaciones son, respectivamente, de 7.4/10, 7.95/10 y 8.93/10.

Y tras las prácticas, ¿qué ratio de empleabilidad tiene el máster? ¿Cuáles son los perfiles más demandados?

En el último informe de Gestión 2018/2019, el porcentaje de alumnos que realizaron prácticas en empresas representaron el 50% de los alumnos del máster, resultando un incremento importante respecto del curso anterior. Este resultado es muy positivo a pesar de que la meta definida era 0, motivado porque la duración del máster es de un solo curso académico. En el mismo informe, el porcentaje de no desempleados (encuesta a los 3 años) fue del 85,87%.

¿Cómo se plantean el futuro de esta titulación? ¿Hay cambios o retos concretos que se planteen con el objetivo de mejorar la calidad?

Las acciones de mejora tienen que ver con la visión de futuro del título, en el que hay que destacar el punto de partida del mismo. La evolución y sinergia entre la Automática y la Informática Industrial fue la base del advenimiento de lo que se vino en denominar la 3a Revolución Industrial, con la introducción de los computadores, en general, y autómatas programables, en particular, en el control de procesos y en la fabricación automatizada y su deriva posterior hacia los Sistemas de Control Distribuido basados en las redes de comunicación industrial. Pero una nueva revolución se ha puesto en marcha, la denominada Industria 4.0 (Factory 4.0), donde se debe plantear la visión futura del título, que persigue los objetivos de un alto grado de automatización (digitalización) de estos procesos gracias a la introducción de conceptos avanzados en la automatización de procesos.

Las propuestas de mejora que ya han sido iniciadas tienen que ver con el enfoque actual del máster y las propuestas de automatización avanzada surgidas con el concepto de la Industria 4.0, con términos asociados tales como Big Data, Inteligencia Artificial, Internet of Things, realidad aumentada, Maching Learning, Sistemas SCADA, entre otros.

En los dos cursos anteriores, ya se planteó abordar e incorporar este conjunto de temas novedosos, inicialmente a través de los seminarios programados en el máster, en los que de manera concreta nuestros alumnos tuvieron la oportunidad de asistir a seminarios específicos sobre la Industria 4.0 y sobre Machine Learning.

La fortaleza del Máster de Automática e Informática Industrial radica en que contiene de manera intrínseca e indiscutible los contenidos programáticos teóricos y tecnológicos básicos sobre los que se asienta los conceptos anteriormente descritos. No es casual la demanda que tiene nuestro máster, la tasa de matriculación, el porcentaje de alumnos extranjeros, el avance y los objetivos de conseguir altos niveles de automatización en las empresas son indiscutibles en la sociedad actual y especialmente en amplios sectores de la juventud se detecta que en ese desempeño existe un gran futuro profesional.


A. Hilario (CPOH): “Estamos trabajando en la aplicación de técnicas de optimización heurística multiobjetivo para la selección de carteras de inversión”

Publicado el 28 septiembre, 2020

 

Adolfo Hilario pertenece al Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática (DISA) y es profesor titular de la UPV. Empezó su trayectoria como investigador en el Instituto ai2 participando en proyectos liderados por el Grupo de Control Predictivo y Optimización Heurística (CPOH) relacionados con nuevas estrategias de optimización multiobjetivo para la identificación, control y diseño de procesos y sistemas. Tras unos años de impass en el mundo de la investigación, se reincorpora al Instituto ai2 y al CPOH con un novedoso proyecto relacionado con las finanzas sostenibles y la selección de carteras de inversión. En esta entrevista nos explica en qué consiste y habla también de la demanda de profesionales de automatización por parte de las empresas.

¿Cómo se produce su reincorporación al Instituto ai2? ¿Qué espera de esta nueva etapa en la estructura de investigación?

Estuve en el ai2 en sus inicios y, después de un paréntesis, me he vuelto a reincorporar de la mano del Grupo CPOH, en el que estoy integrado. Todas las líneas de investigación y proyectos con empresas que están enmarcados en el ai2 me parecen muy interesantes y absolutamente necesarios en el momento que estamos viviendo de transformación hacia la industria digital. Estoy muy contento de pertenecer a este gran grupo de investigadores.

¿En qué proyecto o proyectos está ahora mismo involucrado dentro del ai2?

Desde el grupo de investigación CPOH, hemos iniciado una colaboración multidisciplinar con el Grupo de Multicriterio aplicado a la Economía y las Finanzas (GMEF), también de la UPV, para aplicar las técnicas de optimización heurística multiobjetivo a la selección de carteras de inversión. Tradicionalmente, en el problema multiobjetivo de selección de carteras se han tenido en cuenta únicamente aspectos relacionados con el riesgo y el retorno de la inversión. El trabajo del CPOH consiste en incorporar en las decisiones de inversión objetivos de sostenibilidad, medioambientales, sociales y de buen gobierno (ASG). Para ello, utilizamos algoritmos evolutivos de optimización desarrollados en el grupo que incluyen además las preferencias del inversor en la selección de carteras, de manera que este pueda tomar fácilmente su decisión de inversión en base a un número reducido de opciones que le proporciona el algoritmo adaptadas a su perfil.

En esa misma línea, estamos trabajando en aplicaciones informáticas que ayuden al inversor a tomar las decisiones de inversión de manera sencilla, teniendo en cuenta dichas preferencias que comentaba anteriormente, relacionadas con su aversión al riesgo y con la sostenibilidad.

¿Por qué la sostenibilidad se alza como un valor tan importante también en este campo?

El interés de esta línea de investigación en finanzas sostenibles queda reforzado por el avance reciente de varios marcos regulatorios europeos y españoles, como son el nuevo Pacto Verde Europeo y la propuesta de Ley Española de Cambio Climático y Transición Energética, que establecen como meta europea la descarbonización total en 2050. Para alcanzar esos objetivos de sostenibilidad es necesario la contribución del sector financiero, con el fin de reorientar los flujos de capital y la financiación hacia inversiones en sectores de la economía que promuevan un desarrollo sostenible.

Por otro lado, como docente, ¿qué “feedback” le llega desde las empresas sobre la demanda de profesionales? ¿Qué perfiles se necesitan más dentro de su campo de actuación?

Estoy participando en varios proyectos de formación permanente en el campo de la Industria 4.0, en colaboración con empresas del sector. Actualmente, se demandan profesionales que conozcan todas las capas de la llamada pirámide de la automatización: desde los sensores y dispositivos de campo hasta el sistema de información para la gestión. También se valora muy positivamente la capacidad de incorporar nuevas tecnologías como la realidad aumentada o la virtualización de procesos (el llamado gemelo digital) en los sistemas automatizados de producción.

¿Cuáles piensa que son los grandes retos de futuro, a medio plazo, en el campo del control de procesos?

Estamos en un momento en que la automática y la automatización están teniendo un papel fundamental en el cambio hacia la nueva industrial digital. Las líneas de investigación del ai2 están totalmente alineadas con estos nuevos retos, y la experiencia de los investigadores del Instituto es fundamental para enfrentarse a ellos con éxito. Una parte importante de la investigación aplicada es la transferencia de tecnología a la sociedad, algo que el ai2 hace con éxito desde el principio.


Noticias

Próximos Eventos

No hay nuevos eventos.

 

 

 

 

 

Cómo llegar I  Planos I Contacto
Universitat Politècnica de València © 2015 · Tel. (+34) 96 387 90 00 · informacion@upv.es
campus UPV de excelencia campus UPV de excelencia