Investigadores del Instituto ai2 participan en el proyecto GOV2EU para impulsar la factura electrónica en la Unión Europea

Publicado el 27 febrero, 2019

 

El Instituto de automática e informática industrial (Instituto ai2) de la Universitat Politècnica de València (UPV) está participando en el proyecto GOV2EU (Acción número 2016-EU-IA-0096) financiado por la Comisión Europea. El objetivo de este proyecto es integrar las herramientas de facturación electrónica en los sistemas ERP de 21 instituciones europeas del sector hospitalario, con la colaboración de EDICOM como proveedor de tecnología. Este proyecto fue desarrollado en el contexto de la Directiva Europea de facturación electrónica 2014/55/EU que afecta a las instituciones públicas europeas.

La adopción de la factura electrónica dentro de la Unión Europea genera importantes beneficios económicos y un aumento claro en la competitividad de las empresas europeas. Con el respaldo de una legislación europea, la aceptación de las facturas electrónicas por parte de la administración pública facilitará claramente las transacciones comerciales entre el sector público y el sector privado. Reemplazar el formulario físico en papel con un formulario digital permite que la factura se maneje y archive de manera más eficiente. Esto proporciona ahorros significativos en impresión, franqueo, enrutamiento y archivado dentro de la oficina, proporcionando también ahorros significativos en recursos humanos.

El Consorcio de GOV2EU está integrado por los siguientes países: España, Italia, Francia, Portugal, Bélgica, Eslovaquia y Hungría. En esta publicación presentaremos un breve resumen de los resultados obtenidos por la Universitat Politècnica de València durante el análisis legal del contexto de la factura electrónica en cada país involucrado en el proyecto.

ESPAÑA

Un necesario impulso

La factura electrónica está regulada en España por la ley 25/ 2013. Esta ley establece la obligación de utilizar factura electrónica en todas aquellas transacciones comerciales que impliquen a una institución pública española. Esto quiere decir que, a partir de 2015, los proveedores de las instituciones públicas están obligados a emitir las facturas en formato electrónico, ajustándose al formato estructurado de factura electrónica Facturae versión 3.2.x con firma electrónica XAdES.

En base a la Directiva 2014/55/EU se ha desarrollado por parte de la administración central la adaptación del estándar español de factura electrónica al formato europeo. Este desarrollo se integrará en FACe, siendo la principal plataforma de intercambio y validación de facturas electrónicas en España.

Es de esperar que ahora, dado que la gran mayoría de los procedimientos en la administración pública española es electrónica por definición gracias a la Ley 39/2015, se produzca un necesario impulso a la utilización de factura electrónica a nivel europeo, dada la importancia del Estado como cliente que recibe facturas por su peso específico y capilaridad.

ITALIA

Proceso avanzado

Italia es uno de los países de la Unión Europea donde la implementación de factura electrónica está más avanzada. Desde un punto de vista jurídico, en Italia, el decreto legislativo n° 148 de 27 de diciembre de 2018 implementa la Directiva (UE) 2014/55 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de abril de 2014 sobre la facturación electrónica en la contratación pública. Hay que recordar que la facturación electrónica es obligatoria para los ministerios, agencias tributarias y agencias de seguridad nacional desde 2014, y desde 2015 para todas las entidades públicas.

Italia está dando un paso más allá al imponer la facturación electrónica también en los niveles B2B y B2C. Desde el primero de enero de 2019, la facturación electrónica B2B se ha convertido en obligatoria para todas las empresas.

Desde un punto de vista técnico, el sistema de facturación electrónica de Italia (Sistema di Interscambio) funciona con un centro de intercambio único gestionado por la Agencia de Ingresos ( Agenzia delle Entrate) y respaldado por un proveedor de TI (Sogei), propiedad del Ministerio de Economía y Finanzas. La factura electrónica debe cumplimentarse en un formato específico XML 1.2 firmado digitalmente.

Como aliciente a las empresas en adoptar el estándar, el gobierno italiano ha ofrecido múltiples beneficios fiscales a las empresas.

FRANCIA

En Francia, existe la Ordenanza No. 2014-697 de 26 de junio de 2014 sobre el desarrollo de la facturación electrónica y el «PACTE» (Plan de acción para el crecimiento y la transformación empresarial), que constituye el entorno legal básico para el desarrollo de la facturación electrónica. La Directiva 2014/55/UE se transpondrá como parte del proyecto de ley para el Crecimiento y la Transformación Empresarial (PACTE) que actualmente está siendo examinado por el Parlamento y debería ser adoptado en el primer trimestre de 2019.

La facturación electrónica B2G será obligatoria en Francia gradualmente desde 2017 hasta 2020 (la fecha de aplicación de la ley para los proveedores varía según el tamaño de la empresa). La facturación electrónica es realmente obligatoria para los operadores económicos (presentación) y las autoridades centrales, las autoridades regionales y las autoridades locales (recepción y procesamiento). 

PORTUGAL

En Portugal existe el Código de Contratos Públicos (Código dos Contratos Públicos), que actualmente se está revisando para transponer la Directiva 2014/55 /UE. Desde el 1 de enero de 2004, con la entrada en vigor del Decreto-Lei n ° 256/2003 de 21 de octubre de 2003, los poderes adjudicadores pueden recibir y procesar facturas electrónicas. El Código de Contratos Públicos (Código dos Contratos Públicos) regula el uso de las facturas electrónicas en la contratación pública. Se llevó a cabo una consulta pública hasta el 10 de octubre de 2016 para actualizar este instrumento legal para, entre otros objetivos, transponer la Directiva 2014/55/UE. El artículo 299 ° – B exige que todos los poderes adjudicadores solo deben recibir facturas electrónicas que cumplan con la norma europea sobre facturación electrónica. 

BÉLGICA

Actualmente, Bélgica está en el proceso de implementar la Directiva 2014/55/UE. Desde 2013, la facturación electrónica tiene el mismo nivel que la facturación en papel, pero ha de ser aceptada por quienes la reciben y han de procesarla. Fue consecuencia de la ley federal que modificó el IVA del 17.12.2012. Esta ley no exige el uso de facturas electrónicas en las compras de B2G.

El gobierno federal hace obligatorio el uso de las facturas electrónicas en las compras B2G desde el 1 de enero de 2018 para todas las entidades federales, en contratos superiores a 135.000€. El gobierno regional de Flandes actuó antes, en 2016, y lo hizo obligatorio para todas sus entidades regionales el 1 de enero de 2017.

La principal entidad del Gobierno de la región de Bruselas actualmente acepta facturas electrónicas, pero todavía no lo hace obligatorio.

Los demás gobiernos regionales de Bélgica seguirán, y pronto permitirán la recepción y el procesamiento de facturas electrónicas.

ESLOVAQUIA

Actualmente no hay ninguna plataforma pública de facturación electrónica en Eslovaquia. Sin embargo, está previsto iniciar a corto plazo un proceso de contratación pública para el desarrollo de una solución completa de facturación electrónica que permita la transposición completa de la Directiva que regula dicha facturación electrónica.

A nivel de legislación, antes del fin de 2018, se preparó en Eslovaquia un borrador que regula la factura electrónica. Dicho borrador permite concretar los requerimientos de las facturas electrónicas, así como el procedimiento a seguir y la creación de una plataforma para centralizar los servicios de facturación electrónica. Actualmente se encuentran en un periodo de revisión, en el que se atienden comentarios externos que permitan ajustar la legislación lo mejor posible. Se prevé que Eslovaquia lleve a cabo la aprobación final en el verano del 2019, garantizando así lo establecido en el artículo 11 (1) de la Directiva 2014/55 / UE.

HUNGRÍA

Hasta mediados del año 2018, en Hungría no había ninguna plataforma pública de facturación electrónica, ya que ni siquiera había una legislación específica sobre facturación electrónica.

Desde el 1 de julio de 2018 existe un sistema de reporte en tiempo real de los datos de IVA de facturas emitidas, denominado RTIR (Real Time Invoice Reporting), cuyo uso es de carácter obligatorio para todas las empresas registradas en el IVA del país (tanto residentes, como extranjeras), y para todas las facturas que superen los 320€ de IVA. La emisión en tiempo real se hace directamente entre las empresas y la NTCA (National Tax and Custom Administration).

La obligatoriedad de esta normativa, con la que se pretende evitar el fraude fiscal, queda remarcada con la multa que supone su no cumplimiento, y que asciende a 1600€ por factura. De esta forma se está adecuando Hungría a la Directiva 2014/55 / UE.


Noticias

Próximos Eventos

No hay nuevos eventos.

 

 

 

 

 

Cómo llegar I  Planos I Contacto
Universitat Politècnica de València © 2015 · Tel. (+34) 96 387 90 00 · informacion@upv.es
campus UPV de excelencia campus UPV de excelencia