Noticias

Ana Cruz, directora del programa CPI Europe: “No ayudamos solo a redactar la propuesta, sino a generar una idea que encaje mejor en las políticas europeas”

Ana Cruz, directora del programa CPI Europe: “No ayudamos solo a redactar la propuesta, sino a generar una idea que encaje mejor en las políticas europeas”


CPI Europe se centra en hacer más fácil a los grupos de investigación que se levante la barrera de entrada a la financiación europea. ¿Qué ofrecéis desde CPI Europe?

Ofrecemos estrategias, formación y preparación de propuestas.

Para los investigadores que no sepan muy bien cómo empezar o, incluso para aquellos con experiencia en H2020, pero que quieran ver cómo es ahora Horizon Europe, el nuevo programa, lo que hacemos es un análisis estratégico: los investigadores nos cuentan en qué trabajan y cuáles son sus intereses y buceamos dentro de todo el programa para ver qué cosas les podrían interesar. Les quitamos ese trabajo: ver qué otra gente ha participado en el programa para buscar alianzas con otras instituciones, averiguar por dónde pueden aparecer sus oportunidades, etc.

También damos formación tanto para los nuevos investigadores como para los que tienen experiencia, para que puedan adaptarse a la novedades. Y por último, ayudamos en la preparación de propuestas. Si no tienes experiencia en prepararla, te asesoramos o incluso intentamos buscar a alguien que te descargue de otra de las barreras que hay, que es todo el trabajo de preparación que exigen las propuestas.

¿Cuáles son las diferencias básicas de Horizon Europe con respecto al programa marco anterior, H2020?

Han cambiado las plantillas y aparecen algunos conceptos nuevos: la escala y significancia, temas de open science. Son cosas que hay que controlar. También hay otros conceptos, como la Open Strategic Authonomy o soberanía tecnológica, es decir, que se disminuye la dependencia de otras zonas geográficas con las que podría haber problema. Ese tipo de cosas es conveniente saberlas y controlarlas. Un nuevo programa marco siempre presenta novedades; si las controlas, te puede dar una ventaja competitiva respecto a otros que estén aplicando el programa anterior. Si no controlas las novedades, te pasa lo contrario: puede estar muy bien la propuesta, pero si no incluyes esos conceptos nuevos, no te la van a financiar. No trabajamos solo ayudando a redactar la propuesta, que también, sino ayudando a generar una idea que encaje mejor en las políticas europeas.

Tal y como apuntaste durante tu conferencia en el Patronato del ai2, la corresponsabilidad social también es uno de esos factores clave de las nuevas políticas que deberían tener en cuenta los proyectos, ¿verdad?

Otro de los aspectos de Horizon Europe, que ya estaba en 2020, pero que ahora está mucho más claro, es que hay desarrollos tecnológicos, desde transgénicos hasta antenas, que han sufrido un rechazo por parte de la población porque no se ha comunicado convenientemente y han venido otros agentes a meter ruido cuestionando la seguridad y el beneficio de determinadas tecnologías, a parte de que el desarrollo de determinadas tecnologías se puede hacer mejor teniendo en cuenta las opiniones, los input de la sociedad. Hay que tener en cuenta a todos los stakeholders, a todos los agentes involucrados en el desarrollo de la tecnología, el uso y la implantación de la misma. Eso es fundamental para las propuestas y los investigadores deben saberlo.

Por otro lado, ahora hay muchas cosas que, para su implantación, requieren una participación de la administración. Regionalmente, la posición de la administración respecto a esas cosas es muy importante. En la Comunidad Valenciana, por ejemplo, la administración se está poniendo las pilas en cuestiones climáticas, de medio ambiente. Están posicionándose muy bien a nivel europeo como referentes y es muy importante aprovechar esa oportunidad y hacer relaciones con la administración de cara a nuevos proyectos.

El tema de las misiones también es importante en ese sentido. Las misiones están enfocadas a aumentar el impacto de la investigación y algunas de ellas tienen que ver con la implantación de tecnologías por parte de la administración: la de cambio climático, la de agua, la de ciudades. Hay otras, como la de cáncer o la de suelo, donde la participación de la administración no es tan importante, pero en las otras tres, sí. Por eso estamos monitorizando la posición de la administración valenciana en esas áreas y, como te digo, hay mucha voluntad de participación, con lo que es importante para nosotros hacer saber a los investigadores esa posición para que ellos puedan aprovecharlo.

¿Todos los grupos de la UPV aprovechan lo suficientemente estas ayudas europeas?

No. Y ahí entramos nosotros. Cada vez más, surgen colaboraciones con grupos nuevos que no han participado nunca y que, realmente, tienen muchas posibilidades. La dificultad está en cómo meter cabeza y ahí nosotros les ayudamos. El problema de la financiación nacional es que sube y baja con las crisis. Sin embargo, la europea es muy estable. También exige un nivel de modernidad, de estar a la última en muchas cosas, que luego favorece mucho una buena posición en proyectos nacionales y regionales, con lo que estratégicamente es muy importante.

¿Qué más necesitan saber los grupos de investigación para presentar mejores propuestas?

El año pasado hicimos talleres sobre las novedades, no tanto explicando Horizon Europe, sino las novedades con respecto a H2020. Dentro de las actividades en formación que hacemos, ofrecemos talleres sobre cómo afrontar una propuesta o cómo hacer para que te inviten a proyectos. Y hacemos mucho hincapié en ese tipo de cosas porque, a veces, no llegan a los investigadores esos detalles.

Nuestro objetivo general hasta que acabe el programa es mejorar la posición de la UPV en las acciones Marie Curie, porque en las estadísticas, la UPV, con la Politécnica de Catalunya, en Horizon 2020, es la primera universidad en términos de liderazgo de proyectos consorciados. Pero en comparación con otras universidades, en la parte de Marie Skolodowska-Curie, que se refiere a los temas de movilidad y formación de nuevos investigadores, pensamos que se puede hacer mucho más. Se participa poco y se podrían tener más proyectos.

¿Van también en ese sentido las colaboraciones de CPI Europe con empresas, administración y ecosistemas de innovación, en general?

Sí, nosotros buscamos favorecer la colaboración en europeos de los grupos de investigación de la UPV con todas las otras entidades que son relevantes en los proyectos. Eso incluye empresas e incluye administración. Nos está sucediendo que las empresas empiezan a ponerse en contacto con nosotros buscando cómo podrían colaborar mejor en proyectos europeos con la UPV, tanto pymes como grandes empresas regionales y nacionales.

¿En cuántos proyectos europeos llegó a participar la UPV en Horizon 2020 y cuántos suma ya en Horizon Europe?

En H2020, la UPV llegó a participar en una media de 28 proyectos anuales, bien como socio, bien como coordinador. Horizon Europe se empieza a contabilizar a partir de 2021. A lo largo de ese año, la UPV cerró un total de 39 proyectos europeos dentro del nuevo programa marco.